Denuncias de abuso sexual y violencia continúan en redes sociales ante la falta de justicia en el país.

Denuncias de abuso sexual y violencia continúan en redes sociales ante la falta de justicia en el país.

Escrito por: Redacción Central.

Por su inmediatez, globalidad y falta de confianza en el sistema judicial, las redes sociales se han convertido en el espacio, donde los cibernautas pueden denunciar casos de acoso y violencia sexual.

Según la psicóloga y feminista Karla Sandino, estos sucesos donde mujeres ponen en evidencia situaciones violentas que experimentan cotidianamente hace del internet “un espacio seguro para compartir el evento traumático, con la intención de empoderar a otras mujeres a evidenciar a sus agresores”.

Y es que las redes sociales han propiciado espacio para la creación de estos movimientos sociales, como Me Too realizado a partir de las acusaciones por delitos sexuales al productor Harvey Weinstein, en la cual muchas actrices de Hollywood utilizaron el #MeToo para hablar sobre sus experiencias.

Nicaragua no es la excepción para estos movimientos, existen grupos de apoyo quienes acompañan a las denunciantes en su proceso o bien realizan la denuncia en redes sociales ocultando la identidad de quien sufrió el abuso, además, están quienes a través de sus cuentas personales han escrito sus testimonios.

Hacer denuncias públicas a través de las redes no es cosa fácil, para Heyling Marenco, activista feminista y estudiante de trabajo social, las mujeres se exponen a comentarios denigrantes, que invalidan sus denuncias y las juzgan por su decisión. Ella también expresa, que las redes sociales “se convirtieron en nuestra única arma” para hacer justicia, dado que en Nicaragua el “acceso a la justicia es nulo, donde un estado no garantiza los procesos para poder denunciar”.

La psicóloga Karla Sandino, también agrega que “denunciar no deja de ser una situación estresante” sin embargo, ella dice que este proceso ayuda a que los casos de violencia sean estudiados, aunque esto no significa que sean atendidos, siendo la impunidad en estos temas un factor para que quien ha sido abusado no quiera denunciar.

Por otra parte, denunciar en las redes sociales antes de hacerlo ante la justicia podría perjudicar a quien hace la denuncia, para la abogada Eilyn Cruz, la mejor opción es hacer pública la denuncia en redes sociales, cuando la persona que desea hacerlo cuente con una red de apoyo y su caso esté encaminado legalmente o bien que haya decidido no denunciar a lo legal, pero si este fortalecida como persona.

La abogada Cruz, también menciona que, en muchas ocasiones, cuando la denuncia es hecha primero en redes sociales algunos detalles o situaciones pueden variar un poco y dentro de un proceso legal, estos detalles pueden entorpecer y ser un anzuelo para que los abogados de la parte acusada “pongan en tela de duda” la denuncia.

Muchas mujeres que han denunciado a través de la plataforma Twitter lo hicieron para que ninguna otra corriera peligro con su abusador, otras lo hicieron para romper el silencio y poder sanar y muchas otras recurrieron a redes sociales al no ver ningún avance en su proceso legal.

La violencia sexual no es un juego, y para la psicóloga Karla Sandio “es un asunto de salud pública”, por ello si estas sufriendo o sufriste de abuso o acoso sexual, no te quedes callada, busca apoyo psicológico para que podas sanar y seas guiada en todo tu proceso, y recordá que no estás sola.

Fuente original: https://rculturalibre.com/denuncias-de-abuso-sexual-y-violencia-continuan-en-redes-sociales-ante-la-falta-de-justicia-en-el-pais/

Comparte este contenido tus en las redes sociales

La Plataforma Regional Género y Metodologías es un espacio de comunicación e intercambio cuyo propósito es contribuir a fortalecer los procesos de cambio hacia relaciones de género justas y sostenibles en la región centroamericana. La Plataforma es administrada por Cantera Nicaragua.

Seguinos

Facebook
Twitter
Youtube

Contáctanos

Nos encantaría saber de ti.

Newsletter

Suscríbete a nuestro boletín. ¡No te pierdas de nada!