Contexto Honduras, Centroamérica.

Contexto Honduras, Centroamérica.

Una mirada de los retos y oportunidades

Análisis documental sobre los principales ejes de desarrollo de Honduras en 2019: educación, salud, migración, derechos humanos, niñez-adolescencia, pobreza, femicidios y empleo.  Revisión sobre los tópicos desde los medios de comunicación electrónicos, investigaciones nacionales y regionales e indicadores de país.

--

Educación en Honduras

Según el diario (El Heraldo Honduras, 2019), tanto la Salud como la Educación presentan graves problemas debido a la falta de una política de Estado, la corrupción y la desinversión en estos sectores.

En cuanto a la Educación, una de las principales problemáticas se refiere a la falta de escuelas, el 75 por ciento de los colegios públicos  están destruidos, siete de cada diez escuelas están dañadas y solo funciona un servicio sanitario para cada niño.  Ovenir Flores, vicepresidente del Colegio Profesional Superación Magisterial Hondureño, dijo por su parte que la situación de la educación en el país es "crítica".  "El 75 por ciento  de los centros educativos están destruidos. No hay pupitres en las aulas, no hay merienda escolar ni capacitación docente. Los salarios de los maestros llevan 10 años congelados", explicó

Para Rafael Delgado Elvir, economista y catedrático universitario, los indicadores de la educación en Honduras dibujan un panorama con profundas dificultades. (La Tribuna, 2019).  Se trata de obstáculos que se han venido arrastrando con el tiempo. Sin duda alguna, los esfuerzos y los recursos se han quedado cortos ante una población joven en constante crecimiento.  Es además, un efecto de una priorización que no va de acuerdo con los objetivos de largo plazo, sino más bien en consonancia con consideraciones del momento por parte de los que ocupan el poder.  Algo de lo anterior se puede descubrir en el presupuesto general de la República. Para el caso, del año 2014 al 2018 el presupuesto para gastos militares en Honduras se ha duplicado, quién sabe en base a que consideraciones.  La misma tendencia muestra el presupuesto para seguridad, al que se le destinan cada vez más recursos supuestamente para combatir la inseguridad, pero que resulta sin mejoras sustanciales en el combate a la criminalidad, narcotráfico y violencia, ni en el afianzamiento del sentimiento de seguridad que debe tener todo ciudadano.  Adicionalmente a la Presidencia de la República y al Congreso Nacional se les asigna más dinero para saciar sus caprichos. Por otro lado, al presupuesto de educación se le conceden incrementos mezquinos. En Honduras existen miles de niños y jóvenes que no van a la escuela.  La educación pre-básica sigue siendo muy débil en cuanto a su alcance, resultando imposible sobre todo a los niños de hogares con bajos ingresos y de áreas rurales.  La educación básica, en sus primeros dos ciclos, es donde el sistema llega más lejos con una cobertura del 93%, parecida a los países de la región, pero con una calidad sumamente deficiente. Sin embargo, del 7mo. grado hasta el 9no. grado, se muestra nuevamente una cobertura baja que se estima anda en 52%. De allí para arriba, la educación media alcanza a cubrir solamente el 30% de la población meta, y la educación superior cubre solamente al 13%.  Pero la historia continúa.  El sistema educativo hondureño presenta niveles de calidad muy bajos, que ponen al descubierto la pésima gestión del mismo. Las evaluaciones que se han hecho respecto al aprendizaje de las matemáticas y español por parte de los estudiantes, marcan un desempeño sumamente bajo, aún comparado con los países de la región. Las calificaciones de insatisfactorio y debe mejorar, muestran un panorama desolador que pinta a una juventud carente de conocimientos y competencias básicas necesarias en la vida. Hay temas fundamentales para construir un sistema educativo efectivo. Uno de ellos es la formación del docente. Los expertos lo saben: la calidad de la educación de un país nunca será mejor que la calidad de sus maestros. Por eso, el país requiere que finalmente se implementen esfuerzos nunca antes vistos para una formación de calidad del maestro. La universidad que forme al docente debe ser una institución de excelencia, con una carrera actualizada a la realidad del país, enfocada en lograr el desarrollo de los conocimientos necesarios y las competencias más importantes para la labor docente. No se puede esperar menos que eso de una actividad relacionada con la niñez y la juventud. La docencia debe convertirse en un estudio de mucho rigor, al que accedan candidatos con un perfil caracterizado por la excelencia. La persona que termine su formación debe ser un profesional altamente motivado y con una verdadera vocación para la actividad. Sometido a un sistema de evaluación que acredite su calidad. Esto llevará consigo a valorar la contribución de la profesión al desarrollo del hondureño y a convertirla en una actividad de prestigio, lo que a su vez atraerá de allí en adelante a los mejores para emprender la carrera docente.

Salud

Uno de los aspectos más relevantes en relación a la salud en Honduras, es el manejor y tratamiento a la salud mental, ya que la violenica estructural deja secuelas en la población en general. 

Honduras tiene una de las tasas más altas de violencia interpersonal de todos los países del mundo.  En este país, la violencia de pareja es un factor que contribuye a la categoría más amplia de la violencia interpersonal y representa además un factor de riesgo de tener un control prenatal insuficiente. Para este contexto, se analiza el estudio sobre “La violencia de pareja como factor predictivo de la utilización de los servicios de control prenatal en Honduras” (Sebert Kuhlmann AK, 2017). Este estudio tuvo por objeto describir la relación entre la exposición a la violencia física o sexual infligida por la pareja y los indicadores de utilización de los servicios de control prenatal por las mujeres hondureñas en edad fecunda.  Los resultados del estudio indican que la detección sistemática y universal de la violencia de pareja en el marco de la atención prenatal y las iniciativas futuras encaminadas a reducir este tipo de violencia podrían mejorar la utilización del control prenatal en el país.

El estudio: Violencia física y sexual, indicadores de salud mental y búsqueda de tratamiento en grupos de población en situación de calle en Tegucigalpa, Honduras (Javier Rio Navarro, 2012).  Este estudio de 2010[1] en Honduras, realizado por Médicos sin Fronteras, concluye que la exposición a la violencia física y sexual alcanzó niveles extremos en las subpoblaciones en situación de calle. Las conductas de búsqueda de tratamiento, en particular después de un episodio de violencia sexual grave, fueron limitadas. La asociación de síntomas relacionados con la salud mental y el consumo de drogas con la exposición a la violencia podría ocasionar una mayor victimización. Se requieren tratamientos médicos y psicológicos enfocados a estos grupos, que podrían ayudar a reducir su vulnerabilidad.

La presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa, señaló  que "el origen de las protestas es el hecho de que el gobierno sistemática y progresivamente ha ido haciendo un desmontaje del sistema de salud, ha ido precarizando la prestación de los servicios de salud de la población hondureña a través de muchas leyes que ha ido promulgando".  (El Heraldo Honduras, 2019).  La corrupción es una de los graves problemas dentro el sistema de salud, de acuerdo  a datos del Consejo Nacional Anticorrupción los niveles de corrupción en el área han alcanzado un 49 por ciento.  Recortes en el presupuesto de Salud y  la falta de personal médico es otro de los graves problemas, según estimaciones internacionales deberían haber 25 médicos por cada 10.000 habitantes, sin embargo en Honduras existen 16 especialistas.   La ausencia de personal médico ( doctores, especialistas y enfermeras) han complicado la atención sanitaria a la mayoría de los hondureños.

Migración

Honduras y Estados Unidos (BBC News Mundo, 2019) alcanzaron un acuerdo por el que el país centroamericano aceptará migrantes que deseen solicitar asilo en el país norteamericano.  Según el acuerdo, Estados Unidos podrá deportar a Honduras a solicitantes de asilo que hayan atravesado el país centroamericano en su camino hacia el norte.  Voces críticas dicen que Honduras, que tiene una de las tasas de homicidio más altas del mundo, no es un destino seguro para aquellos que huyen de la violencia y la pobreza.  Guatemala y El Salvador han firmado ya acuerdos similares con EE.UU, quien lleva un tiempo intentando firmar acuerdos de "tercer país seguro" con otros países, lo que le permitiría devolver a solicitantes de asilo que pasen por otras naciones en su travesía hacia EE.UU. sin pedir asilo allí.

Según el SISTEMA INTEGRAL DE ATENCIÓN AL MIGRANTE RETORNADO (SIAMIR) (CENISS Honduras, 2019), ha declarado el Decreto Ejecutivo NO. PCM-033-2014 mediante el cual declara la Emergencia Humanitaria, ante la cantidad de unidades familiares, así como niñas, niños y adolescentes no acompañados, que emprendían la ruta migratoria, debiendo activarse y articularse de forma inmediata todo el sistema nacional de protección social.  En ese contexto, se instruye a CENISS proceder a desarrollar el sistema informático que contribuya a orientar la oferta de los programas y proyectos sociales hacia un contexto más inclusivo para la población hondureña retornada.  El Centro Nacional de Información del Sector Social de Honduras (CENISS), presenta datos estadísticos de las personas repatriadas/retornadas a Honduras, con el propósito de facilitar la comprensión de la realidad migratoria del país.  Estos datos provienen de la Ficha Integral del Migrante Retornado (FIM-SIAMIR) misma que es utilizada para el levantamiento de información de los Hondureños Retornados que son atendidos en los Centros de Atención al Migrante Retornado (CAMR).

Femicidios

Datos alarmantes publicados en los medios de prensa internacinal destacan la magnitud de los femicidios en Honduras.  Cada 24 horas una mujer es asesinada en Honduras, según la policía (El Pulso, Honduras, 2019).  Grupos feministas han encendido las alarmas ante el creciente número de feminicidios en Honduras, que en lo que va de año pasan de 300. De estos más del 90% dicen que están en la impunidad. En un reportaje de la cadena CNN Latinoamérica (CNN Latinoamérica, 2019), indica que al 20 de Noviembre de 2019, se registran mas de 300 Femicidios y las organziaciones de mujeres reclaman que sólo el 5% de las muertes llegan al sistema de justicia, creando más impunidad en los femicidios.  Son 4742 mujeres asesinadas en una década.

Los femicidios en lo que va de 2019 han repuntado en comparación al 2018, de acuerdo con datos proporcionados por la Secretaría de Seguridad, siendo 293 las mujeres asesinadas de enero a octubre de este año.  Seguridad informó que solo en los primeros 10 meses de 2018 se reportaron 310 femicidios en todo el país. T ambién se dio a conocer que en enero de este año mataron a 25 mujeres; 20 en febrero; 18 en marzo, 39 en abril, 33 en mayo; 35 en junio, 24 en julio; 40 en agosto; 22 en septiembre y 37 en octubre.  En el período entre 2009 y 2019, más de cinco mil mujeres han perdido la vida, y por lo menos 4,800 casos han quedado sin investigación ni castigo para los responsables. Con base a lo anterior, se concluye que de mayo en adelante fueron los meses donde les arrebataron la vida a más mujeres en Honduras, quedando todos los casos en total impunidad. Migdonia Ayestas, directora del Observatorio de la Violencia, dijo a LA PRENSA (La Prensa, Honduras, 2019) que en sus datos tienen más de 300 mujeres asesinadas en lo que va del año, cifra que es mayor a la reportada por la Secretaría de Seguridad. "Cada 22 horas está muriendo de manera violenta una mujer y en casi todos los casos son asesinadas por su pareja debido a discusiones en el hogar. Otros motivos que han derivado sus muertes son por riñas interpersonales y robo, todos estos femicidios han quedado en la impunidad y no hay casos judicializados", expresó Ayestas.  Organizaciones de mujeres piden justicia, Según el Observatorio de la Violencia de la Unah, entre 2005 y 2018 se registraron 71,687 homicidios en Honduras y 74.5% de ellos involucraron amas de fuego.  Margarita Navarro, coordinadora de la Red de Mujeres de El Progreso, expresó que les preocupa lo que está pasando con los crímenes de mujeres porque en vez de bajar los índices de ese delito, van en aumento a pesar de la gran inversión que hace el Gobierno en el tema de la prevención de la violencia o de seguridad.

Empleo

Según el portal del Banco Mundial, (Banco Mundial, 2019) un 80% de la fuerza laboral activa del país se ubica en el sector informal.  Las limitadas oportunidades de empleo existentes para la mayoría de la población han fomentado la migración como un mecanismo para alcanzar niveles de vida más elevados.  Entre sus recomendaciones, el informe propone enfocarse en la recapacitación de los trabajadores jóvenes con un bajo nivel educativo que deseen mejorar sus habilidades.  Esta nota es parte de un estudio regional para América Central titulada “Mejores Empleos en América Central: El Rol del Capital Humano”. El objetivo de este estudio es brindar información y asesorar a quienes formulan políticas públicas en América Central a fin de identificar los temas prioritarios en el ámbito del desarrollo humano. Los temas analizados incluyen la educación, la capacitación y la protección social, con el fin de promover la creación de empleos de calidad -definidos aquí como aquellos empleos que brindan beneficios y salarios conforme a la legislación local. Si bien son muchos los factores que contribuyen a la creación de empleos, en particular aquellos que impulsan la inversión en el sector privado (macroeconómicos, clima de negocios, comercio, infraestructura, etc.) y otros aspectos relacionados con la demanda laboral, el énfasis de esta nota se centra en los aspectos relacionados con la oferta laboral.

Se concluye que si bien Honduras ha experimentado un crecimiento económico significativo durante la última década que facilitó la creación de empleos, los beneficios de este crecimiento no llegan a la mayoría de la población. De hecho, en la última década Honduras ha logrado un progreso limitado en cuanto a la reducción de la pobreza y la generación de oportunidades para la población, ya que cuenta con un 60 por ciento de la población aún sumergida en la pobreza (y un 40 por ciento en la pobreza extrema). La desigualdad del ingreso continúa entre las más altas de la región, lo cual refleja la persistencia de un rendimiento insuficiente del mercado laboral y en la adquisición de habilidades.

Según el diario La Prensa (La Prensa, Honduras, 2019) Luego de registrar un 56% en 2017, la tasa de subempleo en Honduras escaló hasta el 62.8% en 2018, revela informe de la Secretaría del Trabajo.  Este indicador se divide en subempleo invisible (ingreso insuficiente) al que corresponde 48.6% y subempleo visible (tiempo de trabajo insuficiente), al que corresponde el 14.2% del total.  Esto coloca el número de hondureños con problemas de empleo en 2.7 millones de personas.  Irónicamente, la población económicamente activa (PEA), aumentó en el último año de 4.0 millones de personas en 2017 a 4.3 millones en 2018, es decir, hay más personas con empleo, pero en condiciones de precariedad. Figuran en este segmento laboral trabajadores por hora, agricultores y comerciantes informales, quienes, además de no tener acceso a un salario digno, tampoco lo tiene a la seguridad social ni a prestaciones laborales. El Desempleo es muy alto, las cifras de la Secretaría de Trabajo informan que la tasa de desempleo abierto (TDA), se redujo de 6.7 a 5.7%, lo que, tomando en cuenta la PEA, representa a cerca de 28,000 personas en situación de desempleo total, las que se suman a los cerca de 250,000 que ya se encontraban en esa situación.  El economista Claudio Salgado explica que una de causas que contribuye al comportamiento del empleo en Honduras, es la tendencia de algunos empresarios a pasar a la informalidad, en donde, para reducir sus costos, contratan personal al que pagan salarios menores al mínimo que prescribe la ley.

Niñez y Adolescencia

UNICEF: Informe de situación 2018 sobre los derechos de la niñez y adolescencia en Honduras.

Para el inicio de otro ciclo de cooperación de UNICEF con el Estado de Honduras (2017-2021) fue fundamental realizar un diagnóstico de la situación de sus niños y niñas para poder, conjuntamente con el Estado y la sociedad, aprender de los avances logrados, definir desafíos y plantear soluciones. 

Para la preparación de este informe (UNICEF HONDURAS, 2018)fueron consultados autoridades gubernamentales, líderes sociales, Organizaciones No Gubernamentales (ONG), padres de familia y adolescentes. La información estadística obtenida principalmente del Instituto Nacional de Estadística (INE) y los hallazgos de investigaciones independientes complementaron la información que permitió cumplir los siguientes objetivos:

1) Evidenciar los actuales patrones de privación e inequidad en el cumplimiento de los derechos de la niñez hondureña para identificar aquellos grupos con situaciones más críticas y los lugares donde estos habitan.

2) Determinar de manera sistemática las potenciales causas de las privaciones e inequidades en los derechos de los niños, niñas y adolescentes de Honduras.

3) Identificar medidas o acciones concretas que pueden recomendarse para enfrentar la problemática detectada y orientar el diseño de la política pública, así como el nuevo Programa de Cooperación de UNICEF para el ciclo 2017-2021.

El informe utiliza dos ejes analíticos: 1) el enfoque de derechos humanos, basado en la Convención de los Derechos del Niño (CDN) para develar las principales privaciones e inequidades y, 2) el análisis de causalidad para determinar las razones inmediatas, subyacentes y estructurales de las privaciones identificadas.  Según la CDN, los derechos de la niñez y adolescencia son universales, indivisibles, interdependientes y progresivos. Por lo tanto, toda forma de no cumplimiento o cumplimiento parcial de alguno de ellos es una privación. Asimismo, las inequidades predisponen o acentúan estas privaciones y pueden deberse a la procedencia urbana o rural, la condición étnica, el género, la edad y las limitaciones socioeconómicas.  Para el análisis de causalidad se utiliza el enfoque de análisis de determinantes propuesto por UNICEF que establece 10 categorías.  Se analizaron tendencias, patrones, incidencia y causas de las privaciones clave que afectan a la niñez. Se incluyeron condiciones económicas, políticas y sociales, así como percepciones culturales que inciden en el logro de los derechos de la niñez y elementos institucionales, entre ellos el marco legal y los sistemas de protección.

El informe contiene cuatro capítulos: en el primero se realiza una aproximación del marco económico-social y ambiental del país.  En el segundo se analizan dos elementos que inciden directamente sobre el cumplimiento de los derechos de los niños y niñas: la pobreza multidimensional y una de sus consecuencias directas: la migración.  En el tercero se hace un análisis de los derechos de la niñez y adolescencia, destacando las privaciones e inequidades encontradas por grupos de derechos: supervivencia, desarrollo, protección y participación.  En el capítulo final están las principales conclusiones y recomendaciones que provienen de los participantes en el proceso de análisis de este Informe y de las buenas prácticas de políticas públicas que han dado resultados positivos en países con un contexto similares.

Bibliografía

Banco Mundial. (Noviembre de 2019). Obtenido de https://www.bancomundial.org/es/country/honduras/publication/mejores-empleos-honduras

BBC News Mundo. (Septiembre de 2019). Obtenido de https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-49835024

CENISS Honduras. (10 de 2019). Obtenido de http://ceniss.gob.hn/migrantes/

CNN Latinoamérica. (Noviembre de 2019). Obtenido de https://cnnespanol.cnn.com/video/alarma-por-incidencia-de-feminicidios-honduras-pkg-sandoval/

El Heraldo Honduras. (Junio de 2019). Obtenido de www.elheraldo.hn/pais/1289874-466/graves-deficiencias-sufre-el-sistema-educativo-en-honduras

El Pulso, Honduras. (4 de Nov de 2019). Obtenido de https://www.youtube.com/watch?v=ZaXyQ0kWdII

Javier Rio Navarro, J. C. (2012). Violencia física y sexual, indicadores de salud mental y búsqueda de tratamiento en grupos de población en situación de calle en Tegucigalpa, Honduras. Obtenido de https://www.paho.org/journal/sites/default/files/05--ARTI--Rio%20Navarro--388-395.pdf

La Prensa, Honduras. (12 de Noviembre de 2019). Obtenido de Diario La Prensa de Honduras: https://www.laprensa.hn/honduras/1334000-410/secretaria-seguridad-mujeres-asesinadas-honduras

La Tribuna. (Abril de 2019). Obtenido de https://www.latribuna.hn/2019/04/09/la-educacion-en-honduras/

Sebert Kuhlmann AK, F. J. (2017). La violencia de pareja como factor predictivo de la utilización de los servicios de control prenatal en Honduras. Rev Panam Salud Publica. 2017;41:e104.

UNICEF HONDURAS. (oCTUBRE de 2018). Obtenido de https://reliefweb.int/report/honduras/unicef-informe-de-situaci-n-2018-sobre-los-derechos-de-la-ni-ez-y-adolescencia-en

[1] A fines del 2010 en Tegucigalpa se llevó a cabo una encuesta transversal, de carácter anónimo, en adolescentes, adultos y trabajadores del sexo en situación de calle, seleccionados aleatoriamente. La organización Médicos sin Fronteras (MSF) elaboró mapas de los lugares donde se reunía la población del estudio.

blog comments powered by Disqus