Contexto Guatemala, Centroamérica.

Contexto Guatemala, Centroamérica.

Educación en Guatemala

Guatemala ha tenido históricamente un nivel muy desfavorable en el campo de la educación. El nivel de escolaridad en Guatemala es sumamente bajo, el Instituto Nacional de Estadística (INE) estima que el promedio es de solo 2.3 años. (García, 2015).   Incluso menor es en los departamentos mayoritariamente indígenas (1.3 años). Las oportunidades de acceso y permanencia en el sistema educativo no se hayan al alcance de la mayoría de la población guatemalteca.  Desigualdades económicas y sociales y otros factores políticos, lingüísticos y geográficos influyen en el acceso de niños a la educación.  Esta deficiencia es muy preocupante si se toma en cuenta que la educación no es solo un factor de crecimiento económico, sino también un ingrediente fundamental para el desarrollo social, incluída la formación de buenos ciudadanos.

La población guatemalteca ascendía a más 10.8 millones de habitantes a inicios de 2000.  Como muchos países en vías de desarrollo, la población de Guatemala es una población joven. La población de menos de 14 años asciende al 44.1% del total y los de menos de 25 años representan el 64.7% de la población.  Los niños y jóvenes de hoy pertenecen a una generación de guatemaltecos que han nacido y crecido en momentos de grandes cambios.  Esto junto con la presente transición democrática por la que atraviesa el país y su integración en el mercado internacional, hacen de la educación una necesidad básica para el desarrollo y adaptación de los guatemaltecos a esta nueva etapa de desarrollo, democracia y paz.

http://www.entremundos.org/revista/economia/gasto-publico-guatemala-peor-del-mundo/
Fuente: SEDLAC (World Bank y CEDLAS). No 1

Los Acuerdos de paz y el Plan Nacional de Desarrollo 1996-2020 plantean la necesidad de reducir el déficit de cobertura, especialmente en los niveles de preprimaria y primaria, con énfasis en el área rural y en la educación de las niñas, así como elevar el nivel de alfabetización y mejorar la calidad educativa.  Por otro lado, se requiere un esfuerzo mas amplio de reforma para que la educación responda a la diversidad cultural y lingüística de Guatemala, reconociendo y fortaleciendo la identidad cultural indígena, los valores y sistemas educativos mayas y de los otros pueblos indígenas.[1]

Según datos estadísticos generados por instituciones y organizaciones nacionales (MINEDUC, PRODESSA, IPNUSAC) e internacionales (Cátedra UNESCO, CNEM, ICEFI, ILI, IBIS) sobre el estado de la situación educativa en Guatemala, en el año 2013, la tasa neta de escolaridad es del 45.06 % del nivel pre primario, 85.4% primario, 44% del ciclo básico y el 24.1% del ciclo diversificado. Seis de cada diez jóvenes no tienen la oportuónidad de estudiar, 3 de cada 10 que sí ingresaron, son expulsados del sistema, 5 de cada 10 que sí ingresaron se enfrentan al fracaso y 812,746 de 13 a 18 años están fuera del sistema educativo. En el año 2013 se reconoce que de cada 10 niños en edad escolar sólo 5 están matriculados en la escuela preprimaria. (Olmedo España, 2015) 

Salud

obre la salud mental en Guatemala (Puac-Polanco VD, Publicado en español 2017), podemos referir que la violencia que empezó durante la guerra civil y que actualmente se mantiene tiene un efecto importante en la salud mental de los guatemaltecos. Sin embargo, los resultados de salud mental como resultado de eventos violentos disminuyeron en el periodo de posguerra, lo que hace pensar que la nación se está recuperando Muchos de los participantes (20,6%) habían presenciado o sufrido anteriormente al menos un evento violento grave. Ser testigo de cómo alguien fue herido gravemente o asesinado fue el evento más frecuente. El 4,2% de los participantes presentaron depresión; 6,5%, ansiedad; 6,4%, un trastorno relacionado con el alcohol; y 1,9% un trastorno de estrés postraumático (TEPT). Las personas que presenciaron o fueron víctimas de la violencia durante la guerra tenían una probabilidad ajustada 4,3 veces mayor de presentar trastornos relacionados con el alcohol (P < 0,05) en comparación con el periodo de posguerra. Las mujeres, los indígenas mayas y los habitantes de zonas urbanas tenían mayor probabilidad de presentar resultados de salud mental posteriores a la violencia. 

También es notable la estrecha relación entre la violencia y los resultados de salud mental posteriores en las mujeres. Esto podría relacionarse con la relación entre la violación y los trastornos mentales que observamos en los datos de la investigación publicada en 2017.  Si bien la cifra de entrevistadas que refirieron haber sido víctimas de violación o de acoso sexual quizá sea demasiado pequeña para determinar esto de manera concluyente.  Sin embargo, es prioridad analizar los resultados dispares en las mujeres guatemaltecas y llevar a cabo programas que se centren específicamente en la salud mental y la seguridad de las mujeres. Las relaciones entre la violencia anterior (en los años 70-80´s)  y los cuatro resultados que investigamos en 2015 (depresión, ansiedad, trastornos relacionados con el alcohol y TEPT) fueron mayores durante la guerra civil que en la posguerra.  En el caso de los trastornos relacionados con el alcohol y el TEPT, estas diferencias fueron estadísticamente significativas y aproximadamente 4 veces mayores durante la guerra que en la posguerra.  Esto apunta a las importantes alteraciones de las situaciones familiares y personales que la guerra impuso en la vida de muchos guatemaltecos.  Se notificaron casos de desplazamiento de los hogares y los lugares de trabajo, a veces de manera permanente, de regiones enteras sumidas en el estancamiento económico, de la destrucción de cultivos y campos, la eliminación de líderes y autoridades locales y, en el peor de los casos, de tortura, violación y exterminio colectivo de familias y comunidades enteras. (Beristain, 1998)

Migración

La migración entre los países del triángulo del Norte de Centroamérica es una realidad indiscutible que debe ser abordada con mucha responsabilidad por parte de los gobernantes y el estado. 

El  Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (IICEFI) reitera que la migración a la que se ven forzados miles de centroamericanos es resultado de la incapacidad de los gobiernos para solucionar la carencia de oportunidades económicas y la violencia propias de un modelo económico que no genera una transformación productiva, ni suficientes empleos ni muchos menos un piso de protección social que garantice el bienestar y la paz social. Para el Instituto, la ruta hacia una solución efectiva requiere el diseño e implementación de políticas fiscales que coadyuven a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, siguiendo principios de suficiencia, equidad, sostenibilidad, probidad y transparencia..  Las encuestas más recientes de la Agencia de Migración de las Naciones Unidas (OIM), evidencian que el 76.9% de las personas que han migrado en situación irregular buscaron mejores condiciones de vida, 46.5% reunificar su familia, 36.9% trabajo y 7.0% huyeron de la violencia.  A criterio del ICEFI[2], estos datos verifican la continuada inefectividad de la política fiscal de El Salvador, Guatemala y Honduras para fomentar el crecimiento económico y el empleo, promover el bienestar y la protección social, y mejorar las condiciones de vida de la mayoría, según los datos ya citados, algunas de las principales causas estructurales de la migración.  Prueba de esto son los escándalos de corrupción, la opacidad fiscal creciente, el gasto público que no incrementa las inversiones sociales y la disminución de los ingresos tributarios.

ICEFI, reitera que la solución a la crisis migratoria empieza con el diseño coordinado y la implementación en toda la región de una agenda común con políticas migratorias bien diseñadas y orientadas, que tengan como punto de partida el respeto a los derechos humanos. Estas agendas deben incluir mayores esfuerzos en la lucha contra la corrupción y la urgente recuperación de la capacidad fiscal de los gobiernos para fortalecer la efectividad, cobertura y calidad del GPS, y énfasis y prioridad en la inversión pública en niñez y adolescencia como respuesta al vergonzoso incremento en el número de niños y niñas que están migrando. Finalmente, la ruta hacia una solución efectiva requiere el diseño e implementación de políticas fiscales que coadyuven a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, siguiendo principios de suficiencia, equidad, sostenibilidad, probidad y transparencia. (ICEFI, Comunicado de Prensa, Julio 2019)

Femicidios

En Guatemala: se registraron 178 femicidios en el primer trimestre del año 2019. (NODAL, 2019)

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), 178 mujeres fallecieron por hechos criminales del 1 de enero al 31 de marzo de 2019.  En comparación al mismo periodo del año anterior hubo una disminución del tres por ciento, con 184 casos reportados en 2018.  Se registraron 104 casos en los cuales la causa de muerte fue por proyectil de arma de fuego, 26 por asfixia por suspensión, y 18 por heridas con arma blanca. La institución también reportó cuatro casos por decapitación o desmembramiento.  Sandra Puac, de la Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas (UNAMG), señaló que los femicidios registrados y los casos en los que se reportan señales de tortura, mutilación o violencia sexual ponen de manifiesto la misoginia que se vive en el país. “Creemos que es una forma de expresar totalmente el odio contra las mujeres”, indicó.  La representante de la organización también resaltó que al menos el 95 por ciento de los casos quedan en impunidad. Asimismo, advirtió que la cultura de considerar los asesinatos como “crímenes pasionales” o atribuirlos a consumo de sustancias y relacionar a las víctimas con pandillas disminuye la gravedad de los asesinatos.[3]

Pobreza

En Guatemala: 3 millones de personas viven en pobreza extrema.  (Velásquez, 2017). Los niveles de pobreza y desigualdad en el país evidencian que el modelo de desarrollo adoptado no ha sido efectivo para promover el bienestar de la mayoría de la población.  Según el Informe Regional de Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe 2016[4], durante el período de 2002 a 2013 el porcentaje de personas en condición de pobreza medida por ingresos disminuyó en la región, pasando de 42% a 24%; esto implica que aproximadamente 72 millones de personas mejoraron sus condiciones de vida.  El índice de desarrollo humano para Guatemala, que mide los avances en salud, educación y acceso a recursos económicos, muestra un deterioro de las condiciones de vida de las personas entre 2006 y 2014, principalmente en su dimensión económica. Esto también se refleja en otro tipo de mediciones. Entendiendo la pobreza como un fenómeno multidimensional de privaciones en las capacidades humanas, el índice de pobreza multidimensional revela que el 67% de la población guatemalteca sufre carencias que vulneran su bienestar.  Los niveles de pobreza y desigualdad en el país evidencian que el modelo de desarrollo adoptado no ha sido efectivo para promover el bienestar de la mayoría de la población. Durante los últimos años, la economía del país ha crecido de manera moderada y sostenida, a pesar de lo cual la pobreza ha aumentado. Esto permite decir que el modelo ha dado prioridad a la dimensión económica del desarrollo, propiciando concentración de la riqueza en unos pocos, al mismo tiempo que ha debilitado al Estado en su rol de promotor del bienestar de toda la población.[5]  En este sentido, para generar cambios sustantivos es indispensable adoptar un nuevo paradigma de desarrollo.  Fuente: SEDLAC (World Bank y CEDLAS) [6] https://blogs.worldbank.org/es/opendata/por-qu-la-poblaci-n-ind-gena-tiene-mayor-probabilidad-de-ser-pobre

Empleo

Los Indicadores básicos, en las estadísticas disponibles (PNUD, 2017) indican que en 2015, la Población de 15 años y más, tuvo una tasa de participación económica de 62.30% , con una Tasa de desempleo abierto (% de la PEA) de  2.3%, una tasa de subempleo abierto (% de la PO) de 8.9%, en empleo informal un porcentaje de (% de la PO) de 70.1%, y de Ocupados no remunerados el 10.8% de PO.  Según este dato el 62,30 % de la población participa activamente en la economía del país.

Niñez y Adolescencia

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Barrientos, 4 de Julio 2019), con sede en Guatemala, afirma en un estudio diagnóstico que la “Desnutrición crónica infantil en Guatemala, es una tragedia que el debate político no debe evadir”, existen datos alarmantes de la desnutrición crónica que afecta a más de 890 mil niños /as de este país.  Fuente: Icefi/Oxfam, con base en información del Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin) y el Banco de Guatemala (Banguat) Nota: 2019 corresponde al momento aprobado.

 

Este documento es una recopilación documental actualizada de la situación general de Guatemala.  Se han obtenido de fuentes electrónicas confiables.  Responsable de recopliación Msc. Marvin Mayorga, psicólogo forense, Nicaragua, agosto de 2019.

--

[1] Ver más: http://www.deguate.com/artman/publish/educacion-sistemaeducativo/el-sistema-educativo-en-guatemala.shtml

[2] El  Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi).  https://www.icefi.org/comunicados/icefi-debilidad-fiscal-cronica-de-los-estados-del-triangulo-norte-centroamericano

[3] https://www.nodal.am/2019/04/guatemala-segun-datos-oficiales-se-registraron-178-femicidios-en-el-primer-trimestre/

[4] Informe Regional sobre Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe.  Progreso multidimensional:

bienestar más allá del ingreso, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, 2016.

[5] https://desarrollohumano.org.gt/blogs/guatemala-3-millones-de-personas-viven-en-pobreza-extrema/#_ftn1

[6] Fuente: SEDLAC (World Bank y CEDLAS). Nota: las barras representan el porcentaje de personas viviendo con menos de US$4 al dia en 2005 PPP para la población indígena y para el resto de la población. Las tasas de pobreza se calculan utilizando un promedio ponderado para Bolivia, Ecuador, Guatemala, México y Perú.
* Las variables incluyen características del jefe del hogar (educación, edad y género), composición de la familia (número de miembros de la familia dependientes o no empleados), características geográficas (país y residencia en áreas rurales) y características de empleo del jefe de hogar (sector y ocupación).

--

Bibliografía

Barrientos, R. (4 de Julio 2019). Desnutrición crónica infantil en Guatemala. www.icefi.org, Guatemala, Centroamérica. Obtenido de https://www.icefi.org/eventos/guatemala-icefi-presenta-estudio-sobre-desnutricion-cronica-infantil

Beristain, C. (1998). Guatemala: Nunca Más (D.R. Oficina de Derehos Humanos del Arzobispado de Guatemala ed., Vols. ISBN 84-8377-431-3). Guatemala.

García, S. (2015). El sistema educativo en Guatemala. deguate.com. Recuperado el 2019, de http://www.deguate.com/artman/publish/educacion-sistemaeducativo/el-sistema-educativo-en-guatemala.shtml

ICEFI, Comunicado de Prensa. (Julio 2019). Debilidad fiscal crónica de los Estados del Triángulo Norte Centroamericano agudiza la crisis migratoria. Guatemala. Recuperado el 2019, de https://www.icefi.org/sites/default/files/comunicado_-_ca-07-2019_-_debilidad_fiscal_cronica_de_los_estados_del_tnca_agudiza_crisis_migratoria.pdf

NODAL. (29 de Abril de 2019). NODAL Noticias de América Latina y el Caribe. Obtenido de https://www.nodal.am/2019/04/guatemala-segun-datos-oficiales-se-registraron-178-femicidios-en-el-primer-trimestre/

Olmedo España, B. V. (2015). Educación y Sociedad en Guatemala. Guatemala, Guatemala: Editorial Oscar de León Castillo. Recuperado el 2019, de https://usac.edu.gt/g/Libro_EducySociedadG.pdf

PNUD, G. (2017). Informe Nacional de Desarrollo Humano, Guatemala. Obtenido de https://desarrollohumano.org.gt/estadisticas/estadisticas-indicadores-basicos/indicadores-basicos/

Puac-Polanco VD, L.-S. V. (Publicado en español 2017). Revista panamericana de la salud, https://www.paho.org/journal/es/articulos/eventos-violentos-anteriores-resultados-salud-mental-guatemala. Obtenido de http://iris.paho.org/xmlui/handle/123456789/34358

Velásquez, L. E. (Octubre de 2017). Guatemala: 3 millones de personas viven en pobreza extrema. Informe Nacional de Desarrollo Humano, Guatemala. Obtenido de https://desarrollohumano.org.gt/blogs/guatemala-3-millones-de-personas-viven-en-pobreza-extrema/

Comparte este contenido tus en las redes sociales

La Plataforma Regional Género y Metodologías es un espacio de comunicación e intercambio cuyo propósito es contribuir a fortalecer los procesos de cambio hacia relaciones de género justas y sostenibles en la región centroamericana. La Plataforma es administrada por Cantera Nicaragua.

Seguinos

Facebook
Twitter
Youtube

Contáctanos

Nos encantaría saber de ti.

Newsletter

Suscríbete a nuestro boletín. ¡No te pierdas de nada!